Una buena estrategia en redes sociales: ser audaz

Una buena estrategia en redes sociales: ser audaz

Una buena estrategia en redes sociales: ser audaz

En muchos sitios de Internet podemos encontrar artículos que te explican de manera metódica y detallada la mejor estrategia en redes sociales al momento de realizar una publicación. Te dan los gráficos, las estadísticas, les explicaciones acerca de todo lo que debes saber al publicar tus mensajes y hasta el momento ideal para hacerlo.

Lo mejor que te podemos decir es que olvides todos esos parámetros que están establecidos, deja de seguir las instrucciones al pie de la letra y comienza a asumir más riesgos.

Rebelarse contra lo común es la mejor estrategia en redes sociales

Por ejemplo, si un administrador de una cuenta en Twitter tiene un gran contenido que desee publicar, puede ver perdida la mayor parte de su información debido a que sus seguidores inundan con sus publicaciones el contenido pubicado.

Cuál sería la mejor estrategia en este sentido, publicar un tweet nocturno, a pesar de ser lo que menos recomiendan las estadísticas. El resultado fue positivo y se logró el objetivo de la publicación.

Y las razones de que esto haya ocurrido pueden variar, tal vez el hecho de que Internet es un mundo abstracto al que le falta mucho por explorar y descifrar; tal vez sea el hecho de que en ese intervalo de tiempo la competencia es menor o inexistente.

Realmente esto no importa, cada administrador debe analizar los resultados y darse cuenta que muchas veces es necesario un poco de audacia para poder obtener mejores beneficios.

No se puede saber cómo complacer a los lectores si no sale de su círculo de confort y explora las posibilidades que ofrece la web.

Otro detalle que no debemos pasarnos por alto es la humildad. Si vamos a probar cosas diferentes y novedosas debemos hacer un análisis muy riguroso para saber si realmente nos dan el resultado que esperamos.

También debemos ver si en el futuro este resultado puede repetirse. En caso de que no sea así y hallamos fracasado no debemos desanimarnos ya que no hemos perdido nada, al contrario, estamos aprendiendo.

Lo que debemos hacer es explorar por otro lado y hacer las cosas de manera diferente. Al cabo de algunas horas nadie va a recordar el tweet que no tuvo éxito.

Por lo que la idea no es twittear de noche ni mucho menos, sino buscar una estrategia que mejore nuestra situación actual con audacia y a riesgo de que puede funcionar o no, pero lo más importante es reconocer el fallo para poder corregir y seguir mejorando y aprendiendo.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.